viernes, 7 de noviembre de 2014

Humanidad

El lenguaje de un corazón roto, 
siempre dice 
el sentimiento más puro,
sólo de esta forma mostramos
lo humanos que somos.
Mientras unos lo lloran 
y se embriagan con sus propias cenizas,
otros lo cantan con los
versos sinfónicos del alma
en un réquiem de despedida.