domingo, 17 de mayo de 2015

Labios rotos...

Ojos ebrios y labios rotos de dolor…
es siempre,
el lenguaje de la verdad.
si,
de la verdad de un corazón destrozado.