miércoles, 24 de agosto de 2016

Sombras en la oscuridad...

Amo la noche,
si mi alma tuviera un reflejo,
sin duda sería la noche.
El canto de las aves nocturnas
y el grito de los grillos me despiertan,
mientras el frío y la luna avivan
la bestia de mi interior.