miércoles, 27 de noviembre de 2013

Adiós

— Adiós —
Esa fue su última palabra…
No le dañó la piel,
pero le destrozó el alma.