lunes, 29 de septiembre de 2014

Magia

En un suspiro del universo...
el sol en persona se mostró ante mi.
Ella.. La mujer de añil en su índigo profundo,
ahogó uno a uno los demonios
que me carcomieron el alma.