jueves, 4 de agosto de 2016

Sin razón...

Te pareces a mí,
a la palabra melancolía,
a este frío y arbitrario universo
en el cual se me escapa el sentido de la razón.