domingo, 12 de junio de 2016

... Y después...

Y después...
solo queda un cielo Escarlata,
exquisitamente triste,
orgullosamente cómplice del olvido...