sábado, 31 de mayo de 2014

Vuelo...

Era tan grande el amor,
que volé en libertad…
Y así, 
como en un vuelo de Ícaro,
mis alas perdí, 
ahogando mi alma
en el mar del olvido.