sábado, 26 de abril de 2014

Ausencia

Estar triste es estar ausente,
con la compañía de demonios,
en sintonía con los pensamientos más puros...
Es, aquí donde el corazón descubre verdades
y a la vez es torturado por la vida misma.