sábado, 8 de febrero de 2014

Elena

De repente sin razón quede,
lo que ví es cosas de deidades.
Me perdí en tus ojos,
cual infinito universo de color verde
que alberga la magia de los dioses.