jueves, 31 de octubre de 2013

La nada

… Y sin ningún reparo,
el tiempo te fue absorbiendo,
produciendo metástasis en el alma.
Ahora es vacía, es tan nada,
como el mismo espacio exterior.
Donde se puede gritar pero nadie te escucha.