jueves, 19 de septiembre de 2013

Libertad

Desterré todo del corazón,
ahora ella,
mi alma es libre,
ya no espera la misericordia
de un dios vil y común. 
Ese dios vencido y usado, 
que olvidó su majestuosidad.