martes, 6 de agosto de 2013

Azul

La textura del alma es igual,
a ese azul profundo del que se tiñe el cielo a las 6:45 pm.
Cuyo sonido es una melodía de Agalloch,
sumergida en la melancolía y tristeza que deja tu ausencia.